top of page

Anillamiento de un águila harpía

Por:Fundación Naturaleza y Ciencia 507. Fotos: Mateo Giraldo.


El pasado 17 de marzo, 2018, se realizó la proeza de trampear y anillar a un águila harpía en vida silvestre. Se trata de “Otto”, un águila macho de 1 año y 4 meses de edad que vive en los bosques del Parque Nacional Chagres y es monitoreado por los #HarpyFans desde que nació, por lo que conocemos su comportamiento, al igual que el de sus padres (“Karla” y “Ron”).


Para realizar la delicada misión, los #HarpyFans practicaron previamente cada paso de la operación. El equipo contó con el escalador Rafael Álvarez, con más de 20 años de experiencia escalando cerca de 40 árboles-nido, y la Bióloga Karla Aparicio, estudiosa de la especie por 24 años.


La trampa con la cual se realiza la captura del águila “Otto” fue preparada por el escalador Álvarez, la misma lleva una presa (parte de un pollo) en el centro muy bien amarrada y una cuerda en el borde, la cual se activa desde el suelo. El personal se dividió en 3 equipos para observar el momento preciso para halar la cuerda, que es cuando el águila entra a comer con sus dos patas. Uno de los equipos estaba en la plataforma (frente al árbol-nido), otro en el mirador y el otro en la base del árbol-nido. Todos estábamos equipados con telescopio, binoculares y radios de onda corta, esperando el momento preciso.



Con mucha paciencia, en completo silencio, lidiando con los mosquitos y tábanos, el águila “Otto” entra a la trampa e inmediatamente escuchamos la orden del escalador Álvarez, quien dijo “halen la cuerda”. Fue un descenso limpio y el águila “Otto” fue recibido en tierra por la Biól. Aparicio. Nos dirigimos a la estación de procesamiento, le aseguramos el pico y las patas, lo anillamos con un anillo de color rojo, le tomamos medidas de las uñas de ambas patas, tarso, ala, cola, envergadura y peso, buscamos ectoparásitos y le sacamos sangre. “Otto” midió 1.85 metros de envergadura y pesó 7.5 libras.


Una vez realizadas las mediciones, “Otto” fue liberado, voló perfectamente y al cabo de 2 horas llegó el águila hembra con una presa. El terminó el día comiendo y así aconteció la tarde. Al día siguiente, “Otto” estaba en uno de sus árboles posaderos y continuaba comiendo con total normalidad.


Los #HarpyFans nos sentimos muy complacidos por una exitosa misión y “Otto” se convierte en la tercera águila anillada en esta área protegida, además de Chagres y Saína que se anillaron hace 22 años. Solo esperamos poder ver a “Otto” con su anillo rojo volando libremente en el bosque del Parque Nacional Chagres, Panamá. A la fecha, en el año 2022, hemos anillado a otra águila harpía en Darién, llamada “Tagua” y a un águila crestada.


Agradecemos al Proyecto de Sistemas de Producción Sostenible y Conservación de la Biodiversidad (SPSCB) de Mi Ambiente y al personal de campo que nos acompañó: Karla Aparicio (bióloga), Rafael Álvarez (escalador), Euriato Bainora (asistente), Jorge Mauricio de la O Castro (estudiante de tesis, Costa Rica), Mateo Giraldo (pasante y fotógrafo, Colombia), Daniel Murcia (estudiante del CRU-Los Santos), Mauro Peña (comunitario de Mach Pobor, Darién), y a los guías locales Tommy y Joel.



31 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page